miércoles, 26 de enero de 2011

(Y IV)Pero Ribas: “Estoy perdiendo mis propias raíces”


- A lo largo de estos años en Salamanca, Alemania, Santiago de Compostela y Madrid, ¿sigue con sus raíces ibicencas?

- Lamentablemente, tengo que decir que las estoy perdiendo cada vez más, en el sentido de que voy cada vez menos a la isla y cada vez conozco a menos gente y tengo menos contactos. Sobre todo desde que murió mi madre y desapareció la casa donde yo crecí. El año pasado estuve dos días para ver a parte de mi familia, pero cada vez conozco menos la isla y me siento más alejado de ella. Estoy un mes, y me sobra. Porque ¿qué voy a hacer allí?

- Comer higos chungos, por ejemplo.

- Eso mismo puedo hacer en Alicante, en donde tenemos un apartamento.

- Pero sigue hablando el ibicenco y visita de vez en cuando la isla

- Y me siento muy a gusto, pero me considero un ibicenco analfabeto. Porque la única formación de gramática catalana que he tenido han sido tres clases que me dio Isidoro Macabich, que más bien eran de paleografía. Debo confesar que casi todos los ibicencos de mi generación somos catalano-parlantes pero analfabetos que desconocemos la gramática.

- ¿Y en Mallorca?

- Allí viví dos años, haciendo la mili y dando clases. La verdad es que estoy encariñado con esa isla y si tuviese que elegir un sitio ideal para vivir, la escogería sin ninguna duda por razón de la variedad que tiene Palma, una ciudad en la que se encuentran más cosas.

-¿Alguna vez pensó en dónde le gustaría morir o que le enterraran?

-Nunca lo he pensado. A Unamuno la muerte le precupaba mucho. Habla mucho de ella. A mí me gusta Unamuno, como escritor y pensador, pero no esa faceta. Y, no me lo he planteado mucho. ¿En dónde me gustaría morir? La verdad es que no me importa demasiado. Simplemente, no quisiera que me enterraran en un nicho entre hormigones, sino bajo tierra, en donde fuera. No me importa demasiado el sitio, con tal de que tenga alguna planta o flor encima. O si me apura, casi preferiría que esparcieran mis cenizas por el mar Mediterráneo. En el Levante, cerca de las Baleares. Sería una manera de volver a las raíces.

Próximamente: De Ibiza a Madrid. Bartolomé Escandell Bonet. Catedrático de Historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada