miércoles, 23 de febrero de 2011

Miguel Fe Serra. (II) El mallorquín no es belicoso.


El general Fe Serra.


- ¿Ha habido muchos militares mallorquines que hayan llegado a generales en España?

-Conozco a unos cuantos, pero no muchos. Cuando yo era teniente, dos de los capitanes mallorquines fueron posteriormente generales.

- En la Historia de Mallorca hay más bien políticos y, sobre todo, hombres de letras. Pero muy pocos militares...

- Pienso que el carácter mallorquín no es belicoso, sino más bien tranquilo y pacífico. Y, si se ha dedicado a la vida activa, ha sido a través del mar. El estar tan limitados les ha obligado a defenderse siempre que ha habido alguna necesidad de ello. Pero, en general, no han salido afuera a combatir. Es algo inherente a la influencia de la naturaleza sobre el individuo.

- Más que defenderse, el mallorquín ha asimilado cualquier conquista o cualquier derrota.

- Por supuesto, desde los fenicios, y pasando por todas las invasiones del Mediterráneo. Ahora absorbe a los alemanes. Aunque éstos no son fáciles de absorber. Si se agrupan, terminan constituyendo un ghetto que ya son.

- Un autor mallorquín como Ramón Llull ha escrito que no hay arte mejor para resolver cuestiones y destruir errores por razón natural que el Arte General, mediante el cual se pueden saber todas las cosas naturales...

- Es una frase de una gran verdad. Las guerras no han resuelto ningún problema a lo largo de toda la Historia. La manera de resolver problemas es discutir, convencer y enseñar.

- ¿Cree usted que esto es más difícil que el guerrear?

- Según para quién. El poderoso se cree que todo lo puede resolver con sus armas. El inteligente pretende resolverlo de otra manera.

- Se dice que quien posee muchas armas suele ser más belicoso que el que no las posee

- El otro día estaban aquí unos sobrino míos de esa diáspora de los mallorquines que emigraron a los Estados Unidos, y los chicos me preguntaban: “Tío, ¿tú has estado en la Guerra?” Les decía que, afortunadamente, en España hace más sesenta años no hemos tenido ninguna guerra. Cosa que no se puede decir de los americanos, que han pasado por seis o siete. Me preguntaban por la razón de las mismas. Y les contestaba que seguramente estaban provocadas por los intereses económicos de sus empresas y por el hecho de vender armas.


Mañana: (III) La mejor defensa es tener razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada