jueves, 17 de febrero de 2011

Manuel Elices: (IV)_ Experimentos sobre los hilos de las telas de araña.


La seda que fabrican las arañas, cinco veces más resistente que el acero y tres veces más que las mejores fibras sintéticas modernas, es un material fascinante que el ser humano se ha empeñado en imitar.


Continuamos con Manuel Elices, uno de los fundadores del Grupo Español de Mecánica de la Fractura y miembro del Consejo Europeo de Fractura, Cofundador de la Asociación Internacional Fracture Mechanics of Concrete Structures. Además de ser miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales desde 1994.

- ¿Cuáles son los descubrimientos más importantes que se han llevado a cabo en su departamento?

- Desde el punto de vista experimental, hemos medido propiedades en condiciones extremas que han permitido descubrir nuevos aspectos del comportamiento de los materiales. Desde el punto de vista teórico, las contribuciones más interesantes se han producido en el campo de la Mecánica de la Fractura. Hemos contribuido a que se conozca mejor este fenómeno y hemos proporcionado herramientas de cálculo para que los ingenieros hagan los coches, los aviones, las presas, los puentes o, simplemente, los objetos cotidianos más seguros. Entre los logros a destacar en el campo de la Ingeniería, aparte de haber fomentado el área de la seguridad estructural mediante la creación de la Sociedad Española de Seguridad Estructural hace ya 28 años, cabe destacar las investigaciones realizadas sobre el comportamiento de los depósitos de hormigón pretensado para almacenar gas natural licuado, que se han plasmado en normas internacionales para el control de estos materiales, y los estudios sobre fractura de hormigones, que también se citan en las normas internacionales.

- ¿En qué está trabajando en estos momentos?

- Con un material fascinante: el hilo de la tela de araña. Una red de pesca con las propiedades del hilo de la tela de araña podría “cazar”, sin romperse, un avión en vuelo. Estos hilos poseen propiedades extraordinarias y su fabricación es un prodigio de ingeniería. En este proyecto estamos colaborando con la Universidad de Oxford y con el centro de DuPont, en Delaware, EE.UU.

- Cuando se habla de materiales, la gente piensa enseguida que se trata del acero o el hormigón. Pero, por lo visto es mucho más amplio...

- El progreso conseguido en la Ciencia de Materiales permite abordar el estudio de materiales aparentemente muy distintos, porque ya se conocen los fundamentos de esta Ciencia y se ha visto que los principios básicos son los mismos para todos los materiales. Los materiales más complejos son los biológicos. Los biomateriales están destinados a desempeñar un importante papel en los próximos años en todos los campos de la tecnología –no sólo en el área de la salud– debido a sus propiedades excepcionales. En julio del 98, organizamos en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo un curso sobre biomateriales, con especial énfasis en la reparación de tejidos humanos: piel, vasos, tendones y huesos. Conté con la ayuda de prestigiosos científicos de EE.UU., de Inglaterra y de España.

- ¿Colaboran ustedes también con el Ministerio del Ejército?

- Para fomentar la Investigación y el Desarrollo, la Comisión Interministerial decidió integrar, hace varios años, las actividades de doble uso de I+D del Ministerio de Defensa con las actividades de I+D de los Ministerios de Industria y de Educación. Para ello formó una Comisión Interministerial de la que fui secretario y que luego se disolvió por razones que desconozco.

- ¿Cuál era el objetivo de esta Comisión?

- Fomentar la sinergia entre los tres ministerios para tecnologías de aplicación civil. Por ejemplo: los sofisticados sistemas de detección de infrarrojos que llevan los misiles pueden utilizarse, con provecho, en las torres de vigilancia para evitar incendios forestales o en sistemas de alarma. Otros ejemplos: algunas tecnologías electrónicas de tratamiento de imágenes, usadas por el Ejército, se pueden traspasar a la biomedicina para el diagnóstico precoz de enfermedades.

Mañana, continuación: (V) Turismo e ingeniería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada