miércoles, 13 de abril de 2011

Miguel F. Oliver: (II) Vivir en Madrid.

(Recordamos que estas entrevistas fueron hechas hace unos diez años, antes de desencadenarse la crisis.)


- ¿Cuentan ustedes con muchos clientes mallorquines en esta sucursal de “Sa Nostra”?


- En Madrid vive una colonia de mallorquines y, en el año 1984, se abrió esta sucursal. Llegué a ella, como le he dicho, en 1987. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las entidades financieras españolas tienen una oficina como mínimo abierta en Madrid, al ser importante la dependencia de esta capital, sobre todo de cara al Banco de España, a la Confederación Española de las Cajas de Ahorro, a los intermediarios financieros, a la Bolsa, etcétera. La finalidad de esta oficina, al instalarse aquí, fue establecer un poco la conexión que había con empresas de Madrid que estaban operando en Baleares y viceversa, las de las Baleares que estaban operando en Madrid. Se trataba de establecer la canalización de estos recursos. Sin olvidar, por supuesto, una tercera justificación: la de dar servicios a la colonia mallorquina que vive en esta capital. Aparte, estamos atendiendo casi a diario a gente de Baleares que viene a Madrid por cuestiones laborales, profesionales o turísticas.


- ¿Conoce usted personalmente a todos sus clientes?


- Conozco a bastante gente. Tenga en cuenta que el trato que reciben es muy personal y, lógicamente, tenemos una relación bastante estrecha con ellos.


- ¿Cómo es el isleño que vive en Madrid? - Yo creo que, inicialmente, ha sido un aventurero, y una persona que, lógicamente, ha aspirado a algo más que a quedarse en las mismas islas. Los que están asentados desde hace muchos años tienen sus despachos profesionales o sus negocios. Hay otros que están en plan provisional, como empleados de multinacionales, de alguna empresa pública, etcétera, que vienen destinados por unos años, volviendo luego a la isla. En general, yo creo que el isleño es gente muy despierta, muy aventurera, que sabe lo que se lleva entre manos.


- ¿Cómo se ven las islas desde Madrid?


- Trabajar en Madrid es muy enriquecedor. Eso te da, evidentemente, otra mentalidad. Madrid da una visión mucho más amplia. Evidentemente, estando fuera de las islas, sabes y conoces algo más. La perspectiva es mucho más amplia. Las Baleares son islas que tienen una calidad de vida enorme, muy superior, yo diría, a Madrid. Pero el trabajar aquí puede aventajar en cierta manera en el plano técnico y profesional.


- Dicen que Baleares es una de las provincias con mayor número de bancos y de cajas de ahorros. ¿A qué se debe esto?


- A la creciente actividad económica que hay, motivada fundamentalmente por el sector turístico. Baleares, en este sentido, se ha ido desarrollando cada vez más. La inversión extranjera acude con mayor intensidad. Y, evidentemente, esto crea un valor añadido importante.


- También se dice que es una de las provincias en las que se lee menos. En donde hay mayor número de analfabetos o iletrados. ¿Eso es bueno o malo para los banqueros?


- ¿Quiénes leen menos: los banqueros o la gente de Baleares?


- La gente de Baleares.


- Posiblemente por esta gran actividad económica, la gente esté más ocupada en su quehacer diario y profesional y no tenga tiempo de leer. Pero yo creo que la lectura no se debe abandonar nunca. Es algo que nos sirve para ilustrarnos inicialmente y sobre todo para ensanchar los conocimientos que tenemos fuera de los límites de nuestras islas. No obstante, quiero manifestarle que la gente está cada día más avezada en los temas económicos, debido a la información que dispone a través de las entidades financieras y de los medios de comunicación.


Mañana: (y III) “Sa Nostra triplicó la actividad cultural y social”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada